UN POCO DE HISTORIA

UN POCO DE HISTORIA

Unos 5.000 años atrás Hipócrates afirmaba “una o más vértebras pueden desalinearse, pueden desplazarse apenas y aún así llegar a producir complicaciones para la salud y hasta llevar incluso a la muerte, si no son ajustadas adecuadamente”. En Iowa, Estados Unidos, el 18 de septiembre de 1895 Daniel David Palmer intentaba ayudar al portero de su edificio, Harvey Lilliard, este hombre le contaba lo que le sucedía y le dijo “hace algunos años haciendo un importante esfuerzo escuché un fuete ruido en mi espalda. He notado que, con el pasar de los años, fui perdiendo mi audición”. Palmer lo escuchó atento, lo revisó y encontró que en la zona de la base del cuello, entre las primeras vértebras dorsales, una vértebra no estaba correctamente ubicada. De acuerdo a los textos anatómicos, decidieron tratar de llevar esa vértebra a su correcta posición y así fue que, de a poco, Lillliard empezó a recuperar su audición.

Palmer pensó haber encontrado la cura para la sordera y los pacientes concurrían a verlo por este problema. Aunque algunos estaban mejor, muchos no, pero le decían a Palmer que, pese a no tener cambios en su audición, notaban que otros problemas de su columna estaban mejor: estaban más vitales, dormían mejor, dolencias en otras partes del cuerpo habían desaparecido… Entonces, Palmer entendió que la columna incide en la calidad de vida de los pacientes y, así, empezó a sentar las bases de esta profesión. Junto a otro paciente acuñaron el término “quiropraxia”, del griego, Quiro (mano) y Praxia (movimiento)


.En, el Perú. antiguo de la era incaica ya conocían las dolencia y el cuidado de la columna era buenos cirujanos realizando trepanaciones craneanas.La Medicina Paracas: Trepanaciones Craneanas
Los Paracas practicaron las trepanaciones craneanas de forma medica para tratar a los heridos en la zona craneal u por otras razones religiosas. La formación de tejido cicatrizado indica que muchos de los pacientes sobrevivieron a las operaciones, esto demuestra el conocimiento adelantado de la medicina en el Antiguo Perú, tal como lo han demostrado, restos de operaciones quirúrgicas en el cerebro (trepanaciones craneales) con la supervivencia de los pacientes, aunque, por supuesto, es imposible decir cuales fueron los resultados físicos de tales operaciones. En las tumbas se han hallado un numero significativo de cráneos con trepanaciones y cubiertas con placas de oro en la zona del agujero. El cirujano paracas era llamado Sir Kah y utilizó instrumento como cuchillos y bisturis de obsidiana.

Foto de Johnny Alvarado Mezones.
Foto de Johnny Alvarado Mezones.
Foto de Johnny Alvarado Mezones.
Foto de Johnny Alvarado Mezones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s